Un adolescente crea un cargador de móvil que funciona con energía generada por el cuerpo humano

Para cargar el móvil en el futuro no va a hacer falta enchufarlo a la corriente. Tan solo va a ser necesario ‘conectarlo’ a nuestro cuerpo para que la batería vaya aumentando. Parece una idea sacada de Dune -como una especie de añadido a los destiltrajes que permitían beber agua reciclada del propio cuerpo humano-, pero no tiene nada de ciencia ficción: se trata de un invento creado por un joven de 19 años llamado Michael Vaga.

El aparato se llamada HandEnergy (todo junto) y se trata de un dispositivo que genera electricidad gracias al movimiento de un giroscopio accionado por una mano. Al girar con la mano, la energía puede ir destinada a un móvil o puede ser utilizada de manera inmediata, por ejemplo, con una linterna.

La idea se encuentra en fase de financiación, y de momento ha recaudado más de 70.000 euros de personas que en no mucho tiempo van  a recibir un HandEnergy en casa. La campaña ha sido un éxito, ya que Vaga solo pretendía recoger 50.000 euros.

Tras esta fase, Vaga, que reside en Minsk (Bielorrusia), espera poder empezar a fabricar en serie los aparatos y enviarlos en mayo de 2017. Ahora, quien quiera uno puede tenerlo pagando 69 euros, pero en cuanto lleguen a las tiendas, su precio será de 99 euros.

Como explica el propio Vaga en la página de Kickstarter del proyecto, HandEnergy es una bola que tiene dentro un giroscopio que traduce el suave bamboleo de una mano en un movimiento de hasta 5.000 revoluciones por minuto de una rueda internaque está en contacto con una dinamo que genera la electricidad. “Cada vez que mueves la mano, la velocidad se incrementa de manera significativa y genera más energía”, asegura Vaga.

Vaga tardó un año entero en diseñar el aparato y perfeccionarlo. Según defiende, la batería interna que tiene el HandEnergy tarda entre 40 y 60 minutos en cargarse por completo. Luego toda esa energía puede ser utilizada para cargar otros dispositivos. Si hay un móvil conectado a la vez, este proceso puede llegar a ser un 30% más lento. Es decir, que para cargar un móvil por completo habría que moviendo suavemente la pelota unos 90 minutos y luego esperar a que se terminara de cargar. Parece mucho tiempo, pero si estamos utilizando el HandEnergy en medio de la montaña, en donde no hay un enchufe a 30 kilómetros a la redonda, el esfuerzo merece la pena.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario